Mi inusual rutina de estudio para aprender idiomas

Suscríbete y recibe gratis los primeros 2 capítulos de mi libro

Mi inusual rutina de estudio

Durante el último mes he seguido una rutina de estudio un tanto descabellada.

Me levanto a las 6 de la mañana cada día para estudiar portugués, y he podido presenciar los siguientes resultados:

- Mi vocabulario ha crecido
- Mi listening ha mejorado.
- Puedo hablar con mayor fluidez.

Entonces, te estarás preguntando, ¿Qué me llevó a levantarme tan temprano para estudiar?
¿No me canso? ¿Qué hago exactamente despierto a una hora tan temprana? ¿Y qué puedes aprender de este experimento?

Déjame decirte, mis respuestas quizás te sorprendan..

Qué estoy estudiando: Portugués
Dónde lo estudio: México
¿A qué hora?: 6 a.m.
¿Por qué?: ....

Sencillo. Mi lengua nativa es el español. Después de terminar la tesis, decidí volver a México, donde tuve tan grata experiencia de un intercambio académico, y donde se gestó la idea de escribir el libro: "Casi Nativo: Consejos, recursos y estrategias para aprender Inglés de verdad".

Después de la traducción del mismo al portugués, si me llegaba algún mensaje de agradecimiento de algún brasileño o portugués quería poder responderles en su lengua materna.

Además también quería seguir conociendo mundo.

Y sabía que el portugués era la 5º lengua más hablada del mundo. La música brasileña sonaba demasiado bien. Tenía también bastantes amigos portugueses y de Brasil...

Para serte totalmente sincero me daba coraje no poder hablarles en una lengua tan similar al español, que yo sabía que podría aprender si le dedicaba el suficiente tiempo.


Mi tempranera rutina de estudio

Así transcurre mi rutina de estudio diaria:

6 a.m. me ducho y desayuno.
6.45 a.m. estudio intensivo (45 minutos)
7.45 a.m. ejercicios de listening mientras estoy en el gimnasio (25 min)
2 pm. más ejercicios de listening mientras vuelvo a casa para comer (20 min)
6 pm. breve repaso del estudio de la mañana (15 minutos).
8 pm. ver series de T.V brasileñas.
10.30 pm. dormir.

Hay un par de aspectos importantes a recalcar.

Primero. Me levanto a las 6 am ya que funciona para mí.
Tu en cambio puedes levantarte a las 7 ú 8 am y seguir el mismo calendario.

Segundo. Trabajo bastante. Este horario me permite encajar un bloque horario determinado para la rutina de estudio dentro de mi horario de trabajo.

Y es por eso, precisamente por lo que me levanto a las 5 am. Déjame explicarte...

Bloques de tiempo de estudio del idioma


Me levanto a una hora tan temprana porque es mi bloque de tiempo dedicado al estudio, y es el mensaje que quiero hacerte llegar en este artículo.

Necesitas un tiempo fijo en tu día en el que puedas sentarte y concentrarte a fondo.

En mi caso, me levanto a las 6 de la mañana ya que se que es el único momento del día en el que se voy a poder enfocarme de verdad.

No estoy diciendo que todo el mundo tenga que levantarse a esa hora para estudiar, pero si quieres avanzar a paso firme, necesitas encontrar un horario fijo para enfocarlo en tus estudios del idioma.

Ni Facebook, ni Youtube. Sentarse a estudiar puro y duro.

En lo personal, una vez que comienza mi día, me es imposible encontrar 45 minutos para dedicárselos al estudio. Por eso siempre lo hago durante el inicio del día.

Estas 3 razones me ayudan a levantarme por la mañana con energía:

1. Para mejorar mi portugués necesito tener un período intensivo de estudio cada día.
2. Dedicarle tiempo antes de que mi jornada de trabajo comience y cuando el resto del mundo está durmiendo.
3. Tener un nivel alto de portugués es un objetivo lo suficientemente importante para mí como para levantarme a esa hora.

Incluirlo esta rutina en tu jornada de estudio intensivo cada día significa que incluso si no hicieras ninguna otra cosa durante el día, éste ya habrá sido productivo.

¿No es increíble? Por eso es importante encontrar tu bloque de estudio diario lo más pronto posible.

Las bases de una rutina de estudio potente


Aparte del bloque de estudio, hay dos otros elementos que son los pilares de una rutina de estudio potente.

1. Unos 15 minutos de repaso al final del día
2. Practicar conversación (a través de "Hellotalk" por ejemplo)

La sesión de repaso es relativamente sencilla. Lo único que hago es revisar el material que he estudiado durante la mañana. Aunque no voy a aprender nada nuevo, la clave radica en reforzar en mi mente lo que vi durante la mañana.

Esta sesión de repaso ha revolucionado mi estudio personal del idioma.

Las sesiones de "speaking" son también una parte esencial de mi rutina.

Más que lecciones formales, son conversaciones informales. Habitualmente establezco un tema con anterioridad y tanto el interlocutor como yo pasamos un tiempo conversando sobre el mismo. (Normalmente tengo el mismo tópico en múltiples sesiones, ya que la repetición es clave para la fluidez y para almacenar la información a largo plazo en la memoria).

Durante las pocas semanas que he estado siguiendo este sistema, he adquirido rápidamente un nivel de confianza que nunca había tenido en portugués. Bien es cierto que aún cometo un montón de errores, reconozco que hablar el idioma cada vez me resulta más familiar. Este hecho me llena de confianza, y me permite concentrarme en hablar mejor, en vez de enfocarme en "cómo lo estoy haciendo".

El modelo seguido por muchos es contar con una lección del idioma a la semana, donde el profesor te muestra cuales son tus errores y te enseña nuevas cosas. Prefiero tener sesiones cortas y más regulares, ya que al utilizar el idioma oral cada día, tu cerebro rápidamente se adapta a ese nuevo código. Cuando pasas a hablar el idioma de 0 a 100, la fluidez y la confianza no suelen tardar en llegar.

Si te cuesta establecer sesiones orales durante el día, puedes realizar una sesión de 30 min a través de Skype en cualquier momento del día (dependiendo de los huecos disponibles de tu tutor o de tu tándem de idiomas).

- Antes de que empieces tu jornada laboral o de estudio (en casa, en la oficina antes de que lleguen)
- Después de la comida
- Después del trabajo (antes de irte de la oficina o en la cafetería)

Simplemente con estos tres elementos, tengo una rutina de estudio a prueba de balas:

1. Estudio intensivo.
2. Repaso
3. Sesiones de Speaking.

Por si esto no fuera suficiente, he encontrado algunas cosas más que te te ayudarán a elevar tu rutina al siguiente nivel, con relativo poco esfuerzo.

Tiempos muertos


Probablemente estés familiarizado con el concepto de los tiempos muertos.

Tiempo que estás pasando en algo completamente inevitable, como sentarte en el tren, lavando los platos o esperando el autobús.

Tengo suerte de no tener muchos tiempos muertos durante mi día, pero cada día camino al gimnasio que me toma 15 minutos ida, y otros 15 minutos de vuelta.

En esos cortos viajes he estado utilizando el método Pimsleur para practicar situaciones conversacionales en portugués, lo que está siendo bastante útil.

Durante estos 15 minutos, es normal no hacer nada. Pero a la larga, estos tiempos muertos se acumulan positivamente.
Estos 15 minutos significan:

- 30 minutos al día.
- 2.5 horas a la semana.
- 10 horas al mes
- 120 horas al año.

Y es un bloque de estudio que no tienes que hacer nada para aprovecharlo, ya que era tiempo que ya estabas malgastando.

Tiempos de energía baja (downtime)


Downtime es cuando has llegado al final del día, estás cansado y ya no puedes hacer nada útil que requiera tiempo y esfuerzo.

Cuando son las 8 de la tarde, me suelo sentir bastante cansado. No intento cambiar mi estilo de vida en este punto... todos necesitamos "downtime". Entonces realizo un simple cambio. En vez de ver una serie en español, la veo en portugués.

Me gusta mucho el cine portugués, y aunque en estos momentos no intento aprender el idioma de manera consciente, me dispongo a disfrutar del programa/serie o película, al igual que haría en español.

Oportunidades en tu rutina de estudio


Con esta combinación de "bloques de estudio", "tiempos muertos" y "downtime", tengo una rutina de estudio que realmente me agrada.

No la sigo el 100% del tiempo, pero intento hacerlo en cuanto me es posible. Si la haces el 80% de las veces, ya es un gran logro.

Incluso si hay días que estoy con el portugués más de 2 horas al día, no tengo que buscar todo ese tiempo en mi día. Lo único que necesito es la disciplina necesaria para utilizar ese tiempo en el aprendizaje del idioma.

--------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Te ha inspirado a realizar algunos cambios en tu rutina de estudio?

¿Hay más que podrías estar haciendo para estudiar idiomas?

Házmelo saber dejándome un comentario aquí abajo, y compártelo en Facebook si te ha resultado útil el artículo! 😀


Leave a Reply 9 comments