Integra el inglés en tu vida diaria para ver los mejores resultados - Casi Nativo

Suscríbete y recibe gratis los primeros 2 capítulos de mi libro

Integra el inglés en tu vida diaria para ver los mejores resultados

Algunos piensan que para aprender inglés es necesario irse al país. Otros piensan que la clave radica en apuntarse a una academia. Otros creen que lo suyo es ver series y películas en versión original. Y otros tantos concluyen que el quid de la cuestión reside en devorar novelas a golpe de diccionario.

Y todos ellos tienen razón, y al mismo tiempo también están equivocados.

Si para aprender un idioma existiera una sola clave o álgún método milagro para conseguirlo posiblemente ya me lo habría comprado.

¿Fluidez en todas las lenguas del mundo? Fácil, tómate esta píldora roja y contempla cómo fluyen con gracia de tu boca caudales de extranjeros fonemas.

Mientras que importantes equipos de científicos desarrollan tal píldora en los laboratorios, hay ciertas acciones que puedes llevar a cabo para aumentar tu fluidez en inglés y que (doy fe) que funcionan de maravilla.

La receta “integra-el-inglés-en-tu-vida”
(no disponible en farmacias)

Desde que creé la web a principios del año pasado, me propuse que todas las comunicaciones con los proveedores de software estuvieran en inglés.

Si nunca has tenido oportunidad de saber cómo funciona una web, te explico… es muy simple.

Solo necesitas: un dominio, un servidor, una plataforma de gestión de contenidos y un tema. ¿Qué son todas estas palabrejas? Si aún no te has iniciado en el maravilloso mundo de internet, te lo muestro en una sencilla analogía:

El dominio es la dirección de tu casa, un servidor es el terreno donde edificar, la plataforma es la estructura de tu casa, y el tema es la pintura de las paredes, los muebles, la decoración, etc.

Pues bueno, el dominio lo tengo registrado con una empresa de Estados Unidos llamada “Namecheap”, con lo que todas las comunicaciones son inglés.

El servidor o hosting lo tengo contratado como una compañía de origen Búlgaro llamada Siteground (su servicio técnico es excelente y te contestan por chat cualquier duda en menos de 20 segundos, por supuesto todo en inglés).

La plataforma de gestión de contenido que utilizo es WordPress. Los mejores contenidos educativos y de apoyo están en inglés, además de foros en inglés con millones de usuarios alrededor de todo el planeta y que constituyen una herramienta excelente a la hora de resolver tus dudas sobre dicha plataforma. También la empresa de “hosting” tiene servicio de soporte acerca de wordpress, así que aún más inglés a la mezcla.

Mi elección de preferencia para la decoración de mi web o “el tema” lo he contratado con la empresa de origen Suizo “Thrive Themes”, su creador es medio Irlandés, medio Suizo y su servicio de atención al cliente se basa en enviar mensajes específicos en un tipo de foro que es respondido por cualquiera de sus integrantes en menos de 2 horas en la gran mayoría de ocasiones. No puedo estar más contento con la decisión de contar con ellos. Posiblemente ha sido la mejor inversión que habré realizado desde mi incursión en el mundo online.

El 2016 fue un año de gran aprendizaje para mí. Aunque ya había publicado el libro por ese entonces, no tenía ni idea, de cómo crear una web. Un proceso de aprendizaje súper interesante, y muy instructivo, a la vez que desesperante (solo en algunas ocasiones).

Cuando tenía algún problema técnico, principalmente infinitas dudas de novato, recurría a través de email a cualquiera de los equipos de atención al cliente de estos proveedores de software.

Por lo general he quedado muy contento. Y al igual que me ha supuesto un aumento exponencial en mi habilidades técnicas, también me ha permitido adquirir un amplio abanico de terminologías en inglés asociadas con la creación, desarrollo y mantenimiento de páginas web. Y aunque “ya sabía inglés” he seguido practicando inglés diariamente.

Además, los distintos husos horarios de Estados Unidos, Suiza y Bulgaria me permiten tener un continuo influjo de emails por parte de dichos equipos, ya que una vez que me despierto y compruebo la bandeja de entrada en mi teléfono, siempre hay un nuevo email. Si tengo una duda a las 11 de la noche, hay alguien al pie del cañón en EEUU que me va a ayudar a resolver mi problema.

Si, la única pega es que te puedes convertir en un “workahólico”, y mientras que para muchos esta situación podría ser de terror, tú lo puedes tomar como la mejor oportunidad de aprendizaje de inglés a través de cualquier tema que te interese.

Pronto parto a Austria para colaborar con una empresa relacionada con los deportes a montar a realizar labores tan variadas como: desarrollo e implementación de la plataforma online en España, creación de contenido y labores de traducción entre 3 idiomas: alemán, inglés y español. El ambiente internacional va a ser el ideal para darle el salto cualitativo a mi alemán y para no dejar de practicar otras lenguas que ya he estudiado.

Leave a Reply 8 comments