5 actividades esenciales a realizar con tu tutor de idiomas

Suscríbete y recibe gratis los primeros 2 capítulos de mi libro

5 actividades esenciales a realizar con tu tutor de idiomas

¿A qué me refiero con un tutor?

Al contrario del profesor de academia que es un catalizador del libro de texto durante unas clases grupales, un tutor es una persona encargada de tu protección, de tu bienestar.

Una persona que te indica el camino, te libera de los posibles obstáculos y te anima cuando te caes.

Un tutor, o mentor es una de los recursos más valiosos con los que puedes contar en tu camino a la fluidez.

Y si encima te diviertes con él, mejor.

¿Es un tutor necesario?

Mientras que puedes aprender muchísimo con un libro de texto, y los recursos que te ofrece internet, la ayuda personalizada por parte de un profesional resuelve muchas dudas que suelen aparecer en tu proceso independiente de aprendizaje.

El tutor no debería ser una persona que te enseñe qué actividades hacer, y qué vocabulario estudiar en cada momento, sino un orientador.

¿Por qué?

Simplemente porque la información es pervasiva y la puedes encontrar ampliamente; ya sea en la biblioteca, en la tienda o por internet.

¿Pero qué es para ti un tutor?

Un tutor es más una persona que te guía, que te motiva y te ayuda a que continues tu camino en el idioma, más que una persona que te traza el camino. Es más un guía, que un arquitecto. Ya que el arquitecto de tu aprendizaje deberías ser tu. Tú, eres la única persona en el mundo que verdaderamente sabe lo que quieres aprender.

¿Cómo averiguo lo que he de aprender?

Tienes que formularte está cuestión fundamental:

¿cuál es mi objetivo con el idioma?

Si tu objetivo es comunicarte en el idioma en tus viajes, deberás enfocarte en una serie de diálogos centrados en distintas visualizaciones de conversaciones que con gran probabilidad tendrás: en el restaurante, en la estación de trenes, en el hotel, etc.

En cambio, una persona cuyo objetivo únicamente fuera comprender la literatura inglesa clásica, de nada le serviría practicar conversaciones (aunque se estuviera perdiendo una parte importante del idioma)

Por tanto, cada objetivo requiere de un enfoque diferente. Y tal aproximación, también depende en gran medida de las características mentales del individuo, que son las que determinan lo que a uno le gusta y no le gusta hacer. Recuerda, que aprendes y harás continuamente lo que te motiva, lo que te INTERESA.

Una vez definidos tus objetivos. Buscaremos el material necesario.

¿Cómo aprendo lo que he decidido que quiero saber?

Simple, pero no fácil.

Una vez hayas decidido cuáles son las palabras que necesitas saber, y las frases que quieres decir en el idioma (al menos como base), podrás practicarlas con tu tutor.

¿Dónde consigo un tutor?

Aunque siempre puedes ir a la oficina de tu Universidad, a la academia de turno, en milanuncios, o por la recomendación de algún amigo. Te recomiendo la ruta segura:

ITALKI.

Es un portal web donde profesores de todo el mundo ofrecen sus servicios en el idioma a usuarios de la página. Puedes encontrar tutores para todos los idiomas. Y aunque los hay que ofrecen clases estructuradas tradicionales, también hay “tutores” que cuentan con las características mencionadas arriba.

Las clases se dan a través de videoconferencia (desde tu casa y en pijama, si lo prefieres) y a los horarios que mejor te convengan.

Además, la página cuenta con un sistema de puntuaciones de usuarios que reflejan la calidad y calidez del rendimiento de cada profesor-tutor.Si después de la clase de prueba, existe compatibilidad entre vosotros. Adelante.

Ahora, otro aspecto no menos importante:

¿qué actividades realizar?

Aunque con un poco de imaginación, las actividades se contarían por miles, te ofrezco las 5 actividades que más te servirán a la hora de progresar a paso firme en el idioma.

1. Escritura Virtual.

Para mejorar la parte escrita, hay que practicar. Pero la práctica sin supervisión ni feedback, de poco sirve. En la página www.lang-8.com encontrarás una comunidad muy activa de hablantes de todo el mundo, y podrás enviar textos escritos por ti para que sean corregidos por los mismos usuarios nativos. A veces de manera casi instantánea.

Igualmente puedes realizar ensayos y enviárselos a tu tutor para que te los supervise. Con la práctica continuada, detectarás patrones de errores comunes e irás puliendo tus habilidades literarias.

2. Monólogos.

En este caso, traduciremos un conjunto de ideas que queramos transmitir, del español al inglés. Y luego practicaremos en casa el monólogo hasta recitárselo al tutor. Al igual que en el apartado anterior, el tutor te dará su retroalimentación para que perfecciones el mismo.

3. Conversaciones imaginarias.

Mi favorita.

Cuando vayas en el coche de camino al trabajo, simula una conversación ficticia con un personaje imaginario. Generalmente un diálogo que potencialmente vayas a tener en una situación futura. Ideal para practicar antes de irte de viaje por el país donde se habla el idioma.

Grába el audio con tu teléfono, y envíaselo a tu tutor o colega nativo. Feedback de vuelta. Aprendizaje de errores. Perfeccionamiento in-situ del diálogo.

4. Traducciones instantáneas.

Simplemente cuando estés viendo un trozo de una película o escuchando una conversación pregrabada entre dos inviduos, realiza una traducción en tiempo real de lo que escuchas.

Puede ser del idioma objetivo al español o del español al idioma objetivo. No tiene que ser perfecta. Pero es perfecta (valga la redundancia) para lograr agilidad mental y más complejos niveles de fluidez oral.

5. Transmutación del vocabulario.

Deja que el vocabulario tome forma, e inserta esas palabras aisladas de las listas de vocabulario, de conversaciones previas con tu colega extranjero o de las series que ves en TV en tu repertorio de vocabulario y frases activas.

En pocas palabras, implementa el vocabulario visto de manera pasiva en tus propias conversaciones. Crea tus propias frases, juega con ellas. Y de nuevo, pide feedback al tutor.

Ya tienes pues una serie de técnicas efectivas para que tu capacidad de comunicación en el idioma vaya in crescendo (italiano) o en español entre amigos (subiendo como la espuma).

Ahora es tu turno.

Cuéntame la actividad número 1 que utilizas en tu progresión con el idioma. Y si me dejas 2, better.

Estoy deseando responderte 🙂

Leave a Reply 3 comments