Academias milagro y el timo de la estampita - Casi Nativo

Suscríbete y recibe gratis los primeros 2 capítulos de mi libro

Academias milagro y el timo de la estampita

El viaje de fin de curso de Bachillerato, lo hicimos en Barcelona allá por el año 2004.

Ese viaje me dejó una lección que quiero compartir hoy contigo.

Habíamos llegado a uno de los enclaves más emblemáticos de Barcelona: la famosa Rambla.

Un grupo de jerezanos ruidosos deambulando entusiasmados por tal vorágine de gentes extrañas, puestos ambulantes y otras historias que a día de hoy ni me acuerdo.

En uno de los puestos informales (una sábana de color beige en el suelo) había un extranjero del norte de África que movía rápidamente unos cubiletes que escondían una bola.

El público que interactuaba tenía que acertar dónde se encontraba la bola, y si lo hacían, ganaban el doble de lo que invertían.

Uno de mis amigos, decidió aceptar el reto y apostó un billete de 50 euros a que le adivinaría al trilero el paradero de la bola.

Era evidente, la bola se movía, y cualquier persona “con ojos para ver” fácilmente acertaría en qué cubilete se escondía la bola.

El resto de compañeros expectantes, para ver si el ojo diagnóstico y la astucia matemática de uno de los mejores estudiantes de la clase daría salida a tamaño problema y conseguiría llevarse el premio gordo: ese deseado billete de 100 euros.

Como ya te estarás imaginando, mi amigo, perdió.

Aún estupefacto, y habiéndose ya convertido en la comidilla del extenso grupo de estudiantes, mi amigo, decidió recomponerse de manera instantánea y no darle importancia al asunto.

Aunque había recibido un duro derechazo en la cara, la pérdida de poder adquisitivo de su cartera y después de haber presenciado en primera plana la retirada a paso firme del tinglado que tenía montado el trilero y sus secuaces, intentó reponerse rápidamente.

Gratificación instantánea

La sociedad nos ha condicionado para quererlo todo ya.

La publicidad te vende la idea de que si tienes dinero puedes tener lo que quieras. Que tu vida será más feliz tras la adquisición de un producto determinado.

Y que la satisfacción absoluta está a un click o a un tarjetazo de distancia.

Lo cierto es que las buenas cosas en la vida tardan un tiempo en llegar. Roma no se conquistó en un día y el aprendizaje de un idioma tampoco se lleva a cabo de la noche a la mañana.

Externalización de la responsabilidad:

Desde pequeñitos hemos tenido figuras superiores que nos han indicado qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo. Hemos dependido de nuestros padres para desarrollarnos hasta individuos adultos.

De nuestras instituciones educativas para que nos apuntaran la dirección de nuestras vidas académicas, de personas que han estado llevándonos de la mano en la mayoría de ocasiones importantes de nuestra vida.

Hemos crecido en la búrbuja de cristal, y queremos que las cosas se materialicen por arte de magia. Es por tal motivo que depositamos la responsabilidad acerca de muchos aspectos de nuestras vidas en terceras personas.

El bróker que va a conseguirte que tu cartera de valores suba como la espuma sin saber más que tu de acciones.

La dieta que te recomendó tu prima que te permite perder 3kg en una semana sin esfuerzo ni sacrificio.

La academia de turno que te promete ser bilingüe en 3 meses, asistiendo a sus concurridas clases varias veces por semana, previo pago de un ojo de la cara.

Así que mucha gente malintencionada ahí fuera aprovecha el ingenuo impulso humano de querer “algo” a cambio de nada.

Y lo cierto es que todo lo bueno en la vida requiere sacrificio.

Si quieres conseguir dividendos, aprende de Bolsa.

Si quieres mejores músculos, ejercítate más.

Si quieres comunicarte en el idioma, tienes que practicar más. No las partes que te digan que debes saber, si no las partes que te interesan, que te motivan y que son completamente necesarias. Debes convertirte en responsable estratégico de tu proceso de aprendizaje.

Y esto mismo ya está sucediendo, una nueva oleada de personas que se han dado cuenta que sus necesidades de aprendizaje no están siendo cubiertas debidamente y están buscando alternativas al modelo educativo tradicional.

Cambio de modelo: del industrial al digital

El modelo industrial, en el que un grupo de alumnos permanece sentado durante largas horas en un pupitre recibiendo un conocimiento que te permitiría convertirte en un operario capacitado de “máquinas tontas”, ya no funciona hoy en día.

El mismo sistema educativo que actualmente se emplea en el pŕactica totalidad de los países a nivel mundial. El mismo sistema magistral de donde surgieron las academias de idioma.

"Si el estudiante conociera otra alternativa, su desempeño sería mejor”

Twittear

Estructura externa VS Estructura interna

Una estructura externa significa que otras personas, instituciones u organizaciones dictan parte de tu vida diaria.

Por ejemplo: la Universidad marca la rutina de un estudiante universitario, o el trabajo de 9 a 5 dicta en términos generales lo que un empleado realiza dentro de una empresa.

En este caso una Academia decide las tareas que vas a hacer y cuantas horas a la semana vas a asistir, ofreciéndote el pack estándar de clases de idiomas que le ofrecen al resto de compañeros.

Por otro lado, una estructura interna significa que tu eres el último dictador de lo que haces en el día.

Si eres tu propio Jefe, tu serás la persona que diseñe tu rutina de trabajo diaria, al igual que si estudias idiomas de manera independiente, tú y solamente tú tendrás el timón de las actividades relacionadas con el idioma que realices cada día.

Una clásica opción: la academia.

La realidad de la academia

La academia es un apéndice del sistema educativo que ha rodeado nuestras vidas.

Un profesor imparte unos conocimientos que bien se pueden encontrar en internet o en la biblioteca de turno.

Se espera que el estudiante tras la asistencia incansable de varias veces a la semana y por varios años, alcance el nivel suficiente como para tener la competencias necesarias para comunicarse en el idioma.

Un enfoque un tanto pasivo que genera a menudo desidia en el estudiante y la falsa creencia de la absorción in-situ del idioma.

Las ventajas de una academia:

Te ofrecee una estructura predefinida la cual no tienes tú que diseñarla, estás además rodeado de otros compañeros en tu misma situación (acountabilidad), y el pago de una cuota mensual te obliga de alguna forma a asistir ya que si no te sientes mal ya que estarías tirando el dinero.


Desventajas:

  • Vas al ritmo del estudiante más lento de la clase

  • No eliges generalmente al profesor

  • La estructura ofrecida por la academia y la metodología de enseñanza probablemente no sea el que mejor se adapte a tu estilo particular de aprendizaje.

Modelo de negocio

La forma en la que la gran mayoría de academias son lucrativas es tras la compresión de muchos estudiantes en cada sesión de clases.

A mayor número de estudiantes, mayores ganancias.

15 alumnos que asisten 3 veces a la semana a la misma clase, y pagan 100 euros, suponen unos 4500 euros de ingresos totales para la academia al mes.

En muchas ocasiones me he encontrado carteles del tipo: “Se bilingüe en 3 meses”, “Conviértete en nativo en 8 semanas”. Por supuesto jugando con la necesidad de gratificación instantánea que tiene la gente, y del querer obtener “algo” a cambio de “nada”.

Hay que evitar firmar esos contratos de permanencia en clases abultadas y ser engañados. Un idioma requiere un largo tiempo de asimilación para llegar a tener un nivel “casi nativo”.

En 3 meses en el mejor de los casos, te aprendes a defender en situaciones cotidianas.

Así que la próxima vez que veas un flyer, anuncio, cartel o cualquier otro método publicitario, prometiéndote mieles a cambio de mínimo esfuerzo, acuérdate de mí.

Distintos cerebros: la teoría de las inteligencias múltiples

Según Howard Gardner, cada uno de nosotros tiene una forma de aprendizaje diferente. Unos somos más aptos en unos campos, y otros en otros. La teoría de las inteligencias múltiples se separan: en kinestésica, lógico-matemática, verbal, músical, etc, haciendo referencia a las distintas áreas en las que una persona puede desarrollarse.

En los sistemas educativos generales no se tiene en cuenta el tipo de aprendizaje de cada alumno, por lo que un programa de estudio adaptado específicamente a las necesidades de un estudiante de idiomas en concreto, raramente se da.

Si juzgamos a cada persona por la capacidad que tenga para adaptarse a un marco prediseñado con unos fines específicos, no sabremos nunca el potencial que esa persona puede tener.

Así que la diversidad de mentes, hace que el estilo de aprendizaje sea distinto en cada caso. Tal y como se puede apreciar el dibujo:

La reinvención del sistema educativo: aprendizaje personalizado

En los últimos años han proliferado universidades, colegios y academias como respuesta a la popularización del estudio en la población.

Muchas de ellas con buenas intenciones, pero otras instituciones fundadas simplemente por el mero lucro de las generosas voluntades de millones de alumnos a nivel mundial.

El sistema tal y como lo conocemos se está derrumbando.

Justo después de que los costos de las matrículas universitarias lleguen a un tope en el que la burbuja explote y la gente empiece a darse cuenta del poco retorno en la inversión de estudiar durante años en una institución educativa que imparte materiales desfasados dentro de un programa académico que te prepara para un empleo que no existe, el sistema seguirá empujando esta barbarie y acabando con las ilusiones de muchos.

El individuo soberano: la era de la responsabilidad

Por esotérico que parezca, la civilización maya predijo que en el 2012, entraríamos en un período de transición en la historia de la humanidad. Y yo lo creo firmemente.

Debido a la crisis de los últimos años, multitud de industrias se han reinventado.

El estudiante promedio cada vez encuentra menos jugo dentro de la estanqueidad de un sistema educativo obsoleto, y su vía de escape a menudo es el entretenimiento barato a través de los múltiples dispositivos portátiles con manzana mordida en el dorso o androides modernos.

El nivel de educación y el acceso inmediato a una fuente de conocimiento ingente están rápidamente reemplazando la necesidad de la educación tal y como la conocemos (gracias a Dios) y convirtiendo al alumno en el último responsable de su proceso educativo.

Las universidades que aún queden en pie en el futuro deberán ofrecer programas más cortos y especializados que cualquier alumno puede tomar y entrelazar con otros campos del conocimiento.

Ya que el mercado laboral será muy cambiante, deberá haber individuos formados y adaptables a cualquier circunstancia con la capacidad de aprender rápidamente de su entorno y competir en destrezas con una población muy formada, global y con el inminente ascenso de las inteligencias sintéticas a través del inmenso poder de cómputo de los ordenadores.

El individuo soberano nace, haciéndose responsable estratégico del proceso de aprendizaje, aprovechando todas las tecnologías al alcance de su mano en pos de la absorción del material necesario para alcanzar una comunicación fluida en el idioma de su elección.

¿Cómo me convierto en el responsable estratégico de mi aprendizaje?

Antes que nada tienes que convencerte a tí mismo que nada ni nadie te enseñará todo lo que vas a necesitar saber. Una vez que ese pensamiento ha calado hondo dentro de tí, tienes que pasar a buscar los materiales que son adecuados para tu tipo de inteligencia en concreto.

Si te estás iniciando, un método determinado te ofrecerá una estructura progresiva a la que adherirte en tu ruta hacia la fluidez. El método elegido debe poseer las siguientes características esenciales.

  • Primariamente que te agrade.

  • Adaptado a la etapa en la que te encuentras.

  • Que sea interactivo y versátil

  • Que emplee la mayoría de los canales de la comunicación: listening, speaking, reading and writing.

No es necesario que solo sea un material determinado, ya que la exposición repetida a lo mismo puede cansar.

En el capítulo de recursos de mi libro tienes una variada selección de herramientas gratuitas o relativamente económicas para iniciarte en tu aventura.

Encontrar a un amigo de intercambio a través de “Hellotalk” y hablar frecuentemente con él.

Comprometerte con tu “pareja de acountabilidad” (la semana próxima te explicaré más acerca de las posibilidades).

De momento haz eso todos los días, y verás resultados.

Y para cerrar el círculo, mi compañero del colegio que fue timado en el viaje fin de curso de Bachillerato ahora es un abogado respetados de la capital española. A menudo combate ese tipo de incidentes en los tribunales. Aprendió la lección y encontró su camino.

El sistema no te prepara para la vida real. Lo que has hecho siempre, no va a ayudar a que consigas los resultados que esperas. Si haces siempre lo mismo, no esperes resultados diferentes.

Ahora es tu turno de pasar a la acción y convertirte en “responsable de tu aprendizaje”. Ya tienes todas las herramientas. ¿A qué esperas?


Y cuéntame, ¿Qué paso vas a dar hoy para estar más cerca de alcanzar la fluidez en el idioma?

Cuéntamelo aquí escribiendo un comentario

Leave a Reply 2 comments